Entradas

Ritos de Paso

Imagen
La Rueda de la Fortuna en un grabado medieval El año que ya fue es un tiempo sin retorno posible en la espiral evolutiva y cíclica del Universo, donde, precisamente por eso, nada se repite dos veces de la misma manera, aunque siempre haya momentos que son análogos entre sí, y la historia personal y la de los pueblos nos proporcionan numerosos ejemplos de ello. Las propias estaciones generadas por las cuatro posiciones cardinales del Sol en su rotación anual se repiten indefinidamente, y sin embargo son siempre distintas. No existe el “eterno retorno”, que es una imposibilidad metafísica, sino una sucesión de ciclos que encadenados entre sí conforman la totalidad de lo manifestado en el tiempo y el espacio, y donde los más grandes contienen a los más pequeños, pero las leyes que por las que se rigen todos ellos son idénticas, de ahí las analogías y las correspondencias. Hay una estructura invisible, un enmarque prototípico, que ordena y articula el devenir del tiempo, o sea el desarro

Sobre el Simbolismo del Primer Cielo en "La Divina Comedia" de Dante

Imagen
Dante y Beatriz se dirigen al Cielo de la Luna, o "primera estrella", impulsados por el "soplo" de un ángel. Giovanni di Paolo, 1450 En la cosmogonía contenida en  La Divina Comedia y en este caso más concretamente en la tercera parte de la misma (el Paraíso ), Dante describe con todo detalle sus estadías en cada uno de los nueve cielos, estrechamente vinculados con la jerarquía angélica, compuesta de tres veces tres órdenes de ángeles lo que da un total de nueve (de abajo arriba:  Ángeles, Arcángeles, Principados, Potestades, Virtudes, Dominaciones, Tronos, Querubines y Serafines), de tal modo que cada cielo tiene como regente a una de esas entidades divinas. Es sabido que el conocimiento teórico de Dante acerca de estos cielos tiene varias fuentes, entre ellas la tradición patrística, pero especialmente Dionisio Areopagita (siglos V y VI), que fue el primero en describir esa jerarquía en su obra La Jerarquía Celeste , sin la cual la Summa Teológica de Tomás de

LOS "ESTADOS INFERIORES" EN LA PERSPECTIVA DE RENÉ GUÉNON. Francisco Ariza

Imagen
Hoy, 15 de noviembre de 2020, se cumple el ciento treinta y cuatro aniversario del nacimiento del gran metafísico francés René Guénon (1886-1951). Con motivo de ello, queremos contribuir con esta nota hablando sobre uno de los aspectos directamente relacionados con el proceso iniciático, que él trató en numerosas ocasiones en toda su obra, especialmente en aquellos libros consagrados a la Iniciación, como son El Esoterismo de Dante, Apreciaciones sobre la Iniciación, e Iniciación y Realización Espiritual . Nos estamos refiriendo a la cuestión de los estados inferiores, que como su nombre indica pertenecen a la parte inferior del ser humano (infrahumana), los cuales tienen, como todas las cosas diversos niveles de lectura. Las líneas que siguen esbozan algunas de ellas. En El Esoterismo de Dante  (cap. VI), Guénon se pregunta por qué, para el ser humano, el ascenso hacia los estados superiores ha de estar precedido por un descenso a los infiernos, al mundo subterráneo, y como resulta

La Vía Simbólica y la Tradición Unánime: Entrevista a Francisco Ariza

Imagen
Aquí comparto la entrevista sobre la Vía Simbólica y la Tradición Unánime que en el mes de junio me hizo el amigo Jonathan Jofre y que ha subido a su canal "El Hilo de Ariadna".

El Azar y el Destino

Imagen
"Asedio de Troya" de John Lydgate, s. XV Todo lo que se manifiesta (incluido el propio Ser y la Creación que de él emana) está ya virtualmente contenido en su Principio metafísico y coexiste simultáneamente con él. Es solo mediante el desarrollo del proceso cíclico que las cosas y los seres aparecen secuenciados en el tiempo y el espacio, manifestando así todas sus posibilidades existenciales, si bien el vínculo con ese Principio perdura siempre, como no puede ser de otro modo, pues de lo contrario nada existiría. [1] Con los acontecimientos históricos ocurre lo mismo: estos no están aislados de su origen o causa primera, si bien en ellos muchas veces hay un componente de “azar” inevitable, pues en vez de unos hechos determinados pueden ocurrir otros. Esto último lo refleja perfectamente bien la "rueda de la Fortuna", que es un símbolo del acontecer de la vida, caracterizada por sus "claroscuros", y en donde lo único permanente es el cambio, como

¿Un Nuevo Orden Mundial? Las Consecuencias del Coronavirus según la Doctrina de los Ciclos (Texto y Vídeo)

Imagen
Estas reflexiones que me gustaría compartir con todos vosotros vienen suscitadas por aquellas que bajo el título “El Virus Global como síntoma del Fin de Ciclo” publiqué hace apenas veinte días. Sería por tanto como una continuación del mismo, pero aportando nuevos datos que nos ayuden a entender mejor este acontecimiento considerándolo desde el punto de vista de la doctrina tradicional de los ciclos, donde sin duda se inscribe, como todo lo que está sujeto al tiempo y al espacio. Debido a las consecuencias desastrosas que está teniendo la expansión del coronavirus por todo el planeta, se empieza a hablar ya, desde distintos enfoques, sobre la posibilidad de que tras la “retirada” (que no desaparición) de este “enemigo invisible” de la humanidad, surja una especie de “Nuevo Orden Mundial”, concepto que no es nuevo desde luego pues se ha repetido varias veces a lo largo de la Historia, sobre todo en los últimos tres siglos, y que de algún modo refleja la necesidad de estable