Entradas

Esoterismo Cristiano. Santiago el Mayor y Juan Evangelista, "Hijos del Trueno" (Texto y Vídeo)

Imagen
San Juan Evangelista, el "Águila de Patmos". En un primer momento íbamos a hablar de las figuras de Santiago el Mayor y su hermano Juan Evangelista, los cuales recibieron del propio Jesús el sobrenombre de Boanergés, “Hijos del Trueno”. Pero enseguida comprendimos que no podíamos hacerlo sin hablar previamente sobre el esoterismo cristiano, ya que tanto Santiago como Juan son dos de sus más insignes representantes. Para empezar, diremos que el cristianismo de los tres primeros siglos era totalmente iniciático y esotérico. No estaba constituido en una religión ni en un exoterismo como ocurre ahora y lo poco que se sabe de aquel Cristianismo primigenio es que se trataba de una tradición muy cerrada y rigurosa en cuanto a la admisión de sus miembros, de ahí que estuviera más próxima a ciertas corrientes gnósticas, como los Ofitas o los Valentinianos, que a una religión en el sentido convencional del término. La Iglesia cristiana primitiva tuvo sus obispos pero estos no impartí

Necesidad del Mito

Imagen
Apolo. Fragmento de "La Fragua de Vulcano", de Velázquez, 1630. La antigüedad que nosotros conocemos no va más allá de los siglos VII o VI antes de Cristo. Todo lo que sabemos de las civilizaciones anteriores a esos siglos son los fragmentos de un puzle gigantesco que jamás llegaremos a completar, y no nos referimos tanto a los restos arqueológicos (que cada vez aparecen con más frecuencia, cuestión a meditar por otro lado), como a que entre aquellas civilizaciones y nosotros existe como una especie de “barrera en el tiempo”. En efecto, esos siglos marcan el fin de un ciclo y el comienzo de otro, y en el ínterin algo comenzó a perderse, o más bien a ocultarse en algún rincón de la memoria de los hombres y mujeres de Occidente. Nos referimos al pensamiento mítico. Fueron siglos de transición donde se fueron gestando otros patrones de pensamiento en los que el mito, tan vivo y tan presente en la concepción del cosmos de aquellas sociedades pretéritas, fue paulatinamente relegán

EL TAPIZ DE LA CREACIÓN. Un Símbolo de la Cosmogonía

Imagen
  Tapiz de la Creación. Catedral de Gerona (Cataluña, España). E n el llamado Tapiz de la Creación (siglo XI) que podemos contemplar en el museo de la catedral de Gerona (Cataluña, España) lo primero que llama nuestra atención es la sencillez hierática, propia de la plástica románica, con que lo elaboraron sus artesanos, lo cual no significa que disminuya su fuerza expresiva, todo lo contrario, pues precisamente el románico, contemporáneo del auge del arte bizantino, es un esfuerzo consciente por alcanzar la síntesis de la idea, por eso mismo el mensaje directo y didáctico que quisieron transmitir con esa obra está asegurado en ella: explicar el proceso de la creación del mundo según el Génesis bíblico, que es el tema central y que justifica el nombre de “tapiz de la creación”. Pero como conclusión de ese proceso se añadieron en la parte más externa, y a modo de marco, los doce meses del año, las cuatro estaciones, y los días dominados por el Sol y por la Luna, es decir por el día y la

El Símbolo del Crismón de Santa María de Poblet

Imagen
Crismón de Santa María de Poblet, Tarragona (España). En diversas ocasiones hemos recordado que el Crismón es un símbolo del Cosmos, y expresa asimismo realidades de orden metafísico, como todos los símbolos verdaderamente primordiales. Es decir, que permite  tanto   comprender la estructura cósmica y sus leyes como la posibilidad de trascenderlas, y en este sentido por su forma circular y los radios que emanan de su centro puede comparárselo con los mandalas orientales, que también encuentran una semejanza total con los rosetones, que generalmente se disponían en las fachadas exteriores de las catedrales románicas y góticas. Como bien podemos observar en este Crismón de Poblet sus elementos constitutivos son los siguientes. Cruz de seis radios La cruz de seis radios, que es propiamente el crismón, está formada por la unión de las letras I y X, que son las dos iniciales de la palabra Jesucristo en griego ( Iesous Xhristos ). Esta es la forma primitiva del Crismón, y el cambio de la I

V.I.T.R.I.O.L. Meditaciones en la Caverna Alquímica (Video al final del escrito)

Imagen
  Boda Química , Basilio Valentino, s. XVII Los símbolos, y más concretamente los símbolos iniciáticos, generan un mundo de imágenes que ordenadas por el influjo de una enseñanza metafísica son auténticos “despertadores de la conciencia”, pues de algún modo ellos estimulan mecanismos de asociación analógica que teníamos dormidos y que nos ponen en contacto con las realidades espirituales y arquetípicas, abriendo así un sendero completamente nuevo en nuestra vida, que puede ser largo y lleno de dificultades debido sobre todo a que la perspectiva o concepción que tenemos del mundo está completamente invertida con respecto a lo que esas realidades son y expresan. De ahí que en el Hermetismo, y también en la Masonería, se hable de la necesidad de un “enderezamiento”, o de una “rectificación”, que es a lo que alude en uno de sus significados el famoso acróstico alquímico V.I.T.R.I.O.L. (“Visita el Interior de la Tierra y Rectificando Encontrarás la Piedra Oculta”). En ocasiones en los tex